Torbellino Artificial Museo de Mercedes-Benz

El museo de Mercedes-Benz en Stuttgart, Alemania, tiene espacio no sólo para exhibir automóviles. La última atracción del lugar es el tornado artificial más grande del mundo, que ya ha sido reconocido como tal por el Libro de Récord Guinness. El tornado tiene una altura de 43,4 metros y además de cautivar a los visitantes, sirve para evitar que el humo se extienda por el edificio en caso de incendio. Como el diseño de la estructura es completamente abierto en su interior y carece de salas o puertas antiincendio, los arquitectos debieron pensar en la manera de suplir dicha carencia, y esta fue la solución.

La formación del tornado requiere siete minutos, y para ello se utilizan 144 turbinas que mueven 28 toneladas de aire. La zona de baja presión que se crea en el vórtice produce una corriente que extrae el humo de los pasillos y lo lleva hacia una salida en el techo. Para lograr que el cono sea visible en circunstancias normales, se le inyecta dióxido de carbono.

Vía: Autoblog.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: